ESCUELA DE PARTICIPACIÓN:
    Actividades y tareas realizadas por el alumnado del curso de la Universidad de Zaragoza, coorganizado con el Gobierno de Aragón: Certificación de Extensión Universitaria en Técnicas de participación ciudadana.


    Breve crónica de la clase impartida por QUIM BRUGUÉ, el 13/2/2018:

    Por Javier Fernández

     

    1.El sentido común de la Participación Ciudadana

    El 13 de febrero de 2017 Quim Brugué, Catedrático del Departamento de Ciencia Política de la UAB participó en una de las sesiones del Certificado de Extensión Universitaria en Técnicas de Participación Ciudadana del Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza. Se tituló “Participación Ciudadana. De la teoría a la práctica” pero podía haberse llamado a mi modo de ver “el sentido común de la Participación Ciudadana” Y lo hizo conectándonos con la esencia de la Participación Ciudadana y dando muchas claves para que no se pierda el sentido común que tiene que haber cuando se inicia un proceso de Participación Ciudadana.

    A veces, señaló, perdemos el sentido de la Participación cuando damos más importancia al proceso que a los resultados. Cuando se pregunta sobre cómo ha ido un proceso participativo y la respuesta solo es “han venido 150 personas” tenemos un problema. ¿Para qué ha servido el proceso? ¿Por qué se inició?. Parecen preguntas obvias, pero no lo son tanto cuando sólo ponemos el acento en la metodología, el proceso y la asistencia de los ciudadanos.

    Otra clave muy interesante que resaltó fue la de la honestidad. Honestidad entendida como la idoneidad de iniciar procesos participativos cuando realmente no se haya tomado la decisión de lo que se está tratando, y de no engañar, señalando si hay líneas rojas sobre las que no se pueden hablar y sobre quién va a tomar la decisión final.

     

    2.¿Por qué hacemos Participación Ciudadana?

    Responder a esta pregunta no es sencillo. Quim señala que desde los años 1990 se inician décadas de banalización e irrelevancia de la Participación Ciudadana que llevaron a un hartazgo participativo. Existen numerosos Consejos, Reglamentos de Participación, proliferaron Presupuestos participativos… Pero esto no condujo a una gran satisfacción de los gobernantes y tampoco de los gobernados.
    Por un lado, los gobernantes no ven una traslacción de ese esfuerzo en unos mejores resultados electorales, y los gobernados se sienten defraudados por los pocos cambios que produce su participación.

    Entonces ¿por qué seguimos haciendo Participación Ciudadana?
    Según Quim es más una necesidad de los gobernantes que de los gobernados. Una vez roto el Pacto de Bienestar y siendo imposible la mejora de los Servicios Públicos, se ofrece Participar como modo de hacer políticas efectivas en situaciones y problemas complejos. Por ejemplo, para abordar un tema tan complejo como el del agua entienden que no es posible solucionarlo sino intervienen ingenieros, vecinos, organizaciones de medio ambiente, etcétera.

    3.¿Qué es Participación Ciudadana?

    Para Quim Participación Ciudadana es la manera de poder gobernar en las sociedades del siglo XXI con legitimidad. De algún modo es reconocer una debilidad, pues supone las dudas de los gobernados sobre qué hacer.

    Para explicar qué es Participación Ciudadana y los límites de la misma en el sistema político, Quim dejó varias reflexiones sobre la política a modo de cita:
    “Un buena política democrática tiene que ajustar las expectativas de los ciudadanos”
    “La buena política es aquella que decepciona al ciudadano pero explicándole, escuchándole y siendo transparente”.
    En ambas frases se visualiza que una cosa es la demanda de la ciudadanía, y otra la Participación Ciudadana, y no tiene por qué coincidir, y pone el ejemplo de la ubicación de las Prisiones. Nadie quiere tenerlas cerca, pero en algún sitio hay que ponerlas.
    La Participación Ciudadana consigue garantizar la escucha de diversas voces que, aunque no estén de acuerdo, pueden crear un marco relacional. A esto lo llama “Economía moral del desacuerdo”.

     

    4.Cómo hacemos Participación Ciudadana?

    Es importante señala Quim plantear bien un Proceso de Participación Ciudadana. Según cómo lo plantees puede pasar que debido a la dificultad técnica participen sólo unos pocos. Y sea un monólogo, o que en algunos casos se hable de todo sin llegar a conclusiones. Para ello plantea 3 fases:

    1. Pedagógica: Si queremos un debate público el tema ha de ser lo suficientemente interesante y hay que hacer que se entienda. Además es necesario explicar que no podeos hablar señalando las líneas rojas del proceso. Como dice Quim “podemos frustrar pero no engañar”
    2. Escucha: Es importante que exista un diálogo que respete la opinión de los demás desde la discrepancia y el intercambio constructivo de argumentos.
    3. Respuesta: Finalmente es necesario dar una respuesta a todo el proceso para que las partes que han intervenido sean partícipes del final.

     

    5. Retos para la próxima generación de políticas de Participación Ciudadana

    Para terminar la sesión señaló 5 retos futuros muy interesantes:

    1. Dejar de marear la perdiz y hablar con claridad: Hay que ser claros para no ser mentirosos, se deben explicar los límites de las decisiones adoptadas en estos procesos
    2. Dejarnos de florituras y buscar resultados: La participación debe ser una ayuda para hacer buenas políticas no es el objetivo. La ciudadanía no se reúne para hablar de la participación sino para solucionar temas importantes: el agua, la calle, el barrio.
    3. No servirá nada si no transformamos la Administración: La Administración debe ser eficaz y eficiente en la demanda del ciudadano, si no conseguimos que funcione bien no podrá dar respuesta a la confianza y las propuestas de la gente.
    4. No hay que cultivar la idea de ciudadano como cliente: La política debe ser equilibrio entre los descontentos. El ciudadano no puede tener razón siempre.
    5. Necesitamos políticos valientes: Si el Proceso Participativo no está liderado y puede cambiar las cosas no servirá.

    Y así terminó la sesión de Quim Brugué, una brillante inmersión en el sentido y la importancia actual de la Participación Ciudadana.

    Para ampliar más la información puedes consultar el hashtag #cursoparticipacionbrugue y estos links del autor:

    Cuadernos de Gobierno y Administración Pública
    Políticas públicas: Entre la deliberación y el ejercicio de autoridad
    https://revistas.ucm.es/index.php/CGAP/article/download/45157/42519

    Revista nº 3 Deliberación. Gobierno Aragón. Aragón Participa
    Regenaración democrática : Un marco para desarrollar el Gobierno Abierto
    http://aragonparticipa.aragon.es/sites/default/files/articulo_quim_brugue_regeneracion_democratica.pdf

     

    Javier Fernández

    Tags:

    • ESCUELA DE PARTICIPACIÓN: Actividades y tareas realizadas por el alumnado del curso de la Universidad de Zaragoza, coorganizado con el Gobierno de Aragón: Certificación de Extensión Universitaria en Técnicas de participación ciudadana.

    • Mostrar comentarios (0)

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario

    • Nombre

    • Email

    • Sitio web

    Ads

    Puede que también te interese

    Del apeiron a la sociosofía

    Post de José Ángel Bergua incluido en el hilo de artículos que forman parte ...

    Tecnologías sociales. LabxSantista.

    Dos aspectos de los laboratorios del procomún

    Post de Rodrigo Savazoni, incluido en el hilo de artículos que forman parte del  ...