Desde el LAAAB impulsamos una COMUNIDAD DE INNOVACIÓN ABIERTA para crear una red en torno al ecosistema de participación desde diversas perspectivas, perfiles y territorios (local, autonómico, nacional e internacional).

    A quien se une a esta Comunidad le hacemos 3 preguntas (nada fáciles, todo hay que decirlo) y que ¡¡os apetecerá leer!!…


    Cristina Monge Lasierra

     

    1. ¿Qué papel debe tener la participación ciudadana en un contexto de posverdad y crisis de legitimidades?

    La participación ciudadana debe ser la fuente de legitimidad en un momento en el que coinciden, al menos, tres grandes crisis: la de intermediación, la de desafección del espacio público, y la profunda y continua transformación de este último.
    La participación ciudadana, debidamente conceptualizada y trascendida como coproducción política, debe ser la palanca que ayude a nuestras democracias a superar las contradicciones que generar estas crisis.

    1. ¿La participación y la transparencia son un fin o un medio? ¿Hay espacio entre la plena participación directa y la tecnocracia?

    Depende dónde se ponga el foco. Si nos elevamos, tanto la participación como la transparencia son herramientas para conseguir lo que yo creo que es el objetivo principal: la calidad democrática.Sin embargo, si descendemos un poco, tanto una como otra pueden verse como fines en sí mismos, en la medida -insisto- en que deben ser herramientas al servicio de la calidad democrática.
    En cuanto a la relación entre participación y tecnocracia, creo que un buen planteamiento de la participación necesita incorporar saber técnico, tanto para los que toman las decisiones, como para que la participación sea lo más formada e informada posible. El conocimiento debe ser un instrumento al servicio de todos los que participan o coproducen política, y por supuesto, de la misma manera, de los que toman finalmente las decisiones. Para eso, es fundamental que consideremos el saber como conocimiento para la transformación social.

    1. ¿Cómo debe funcionar un laboratorio ciudadano de innovación democrática? ¿Cuáles deberían ser sus principales funciones? ¿Y en el ámbito regional?

    Fundamentalmente debe ser un espacio de análisis, debate y experimentación con los objetivos claros pero sin límites a la innovación. Debemos permitirnos testar, experimentar, conocer, equivocarnos, rectificar… Y sobre todo, tejer red, tanto con próximos como con lejanos, que nos permitan conocer experiencias, analizarlas, intercambiarlas, crearlas…
    El ámbito regional debe ser entendido como laboratorio, es decir, como lugar donde se testa y se prueba la innovación, pero teniendo en cuenta que tanto las fuentes de conocimiento e inspiración, como la divulgación del conocimiento que se genere, será global, porque global es el mundo en que vivimos.


    Cristina Monge Lasierra

    @tinamonge
    Politóloga, profesora de sociología en la Universidad de Zaragoza y Directora de conversaciones de Ecodes.
    Autora de 15M: Un movimiento político para democratizar la sociedad.

    • Laboratorio para fomentar la participación ciudadana en el diseño de políticas públicas. El LAAAB es una herramienta de innovación democrática y un espacio de encuentro entre la administración y la sociedad civil, un lugar donde cooperar, reflexionar y experimentar junt=s sobre los desafíos comunes.

    • Mostrar comentarios (1)

    • Jon

      No me he enterado de nada 🙁

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario

    • Nombre

    • Email

    • Sitio web

    Ads

    Puede que también te interese

    Vídeo resumen del Campus LAAAB

    CAMPUS LAAAB | Encuentro iberoamericano de innovación ciudadana en Aragón Zaragoza, 14 de septiembre ...

    Campus LAAAB

    Campus LAAAB | Encuentro Iberoamericano de Innovación Ciudadana en Aragón   El próximo viernes ...