La participación ciudadana en el municipio de Teruel

    Post de Rocío Féliz de Vargas incluido en el hilo de artículos que forman parte del Tema-LAAAB ‘Repolitizar lo cotidiano’ capitaneado por Jaime Minguijón.

     

    La participación de los vecinos y entidades ciudadanas en la gestión municipal es una de las piezas necesarias para el buen funcionamiento de un sistema democrático como el nuestro que erige al municipio en cauce inmediato de participación ciudadana en los asuntos públicos. Por ello, un Ayuntamiento no puede trabajar a espaldas de los ciudadanos y debe articular los instrumentos de participación ciudadana adecuados para que los vecinos se impliquen en el debate que afecta a las decisiones públicas como forma de recuperar la confianza en las instituciones y de hacer realmente efectiva la democracia participativa.

    Ha llegado el momento de las nuevas formas de hacer política en las que la ciudadanía se sienta corresponsable en la toma de decisiones de los asuntos públicos, más allá de la mera democracia representativa.

    En el Ayuntamiento de Teruel, conscientes de ello, en estos últimos años hemos avanzado mucho en la materia. La participación ciudadana ahora se engloba dentro de la Concejalía de Gobierno Abierto, por ser éste un concepto innovador que supone el tránsito hacia una administración que refuerza su legitimidad y eficacia con la apertura al ciudadano y que responde a las actuales demandas de modelos colaborativos basados en más transparencia y más participación ciudadana en los asuntos públicos. De esta forma, el Gobierno Abierto en el Ayuntamiento de Teruel abarca la participación ciudadana, la transparencia y la información y atención al ciudadano.

    Antes de abordar nuevas estrategias participativas optamos por llevar a cabo la elaboración de un diagnóstico sobre la participación ciudadana que nos pusiese en situación para afrontar los retos a los que nos enfrentábamos. El siguiente paso fue la aprobación de un nuevo Reglamento de Participación Ciudadana, ante las carencias que el diagnostico puso de manifiesto en el vigente hasta la fecha. Su elaboración se desarrolló a través de un proceso participativo con la implicación del tejido asociativo de la ciudad y de la ciudadanía en general. En el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana se recogen los instrumentos de participación que constituyen los cauces para hacer efectiva la implicación de los ciudadanos en los asuntos públicos.

    Uno de los importantes retos que nos marcamos en el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana era fomentar la participación de los ciudadanos más jóvenes de nuestro municipio y nos pusimos a trabajar en ello hasta constituir el Consejo Municipal de la Infancia y Adolescencia del Ayuntamiento de Teruel. El proceso se llevó a cabo mediante talleres con los chavales, a la vez que se procedió a la aprobación de su propio reglamento de funcionamiento. El Consejo lleva funcionando desde su constitución en noviembre de 2014 y cuenta con un representante en el Consejo de Participación Ciudadana de la ciudad en el que participan con el resto de consejeros representantes de entidades vecinales y representantes políticos municipales, de forma que se sienten escuchados y partícipes de los asuntos municipales.

    Asimismo el Ayuntamiento de Teruel se ha convertido en referente en Aragón con la puesta en marcha de un proceso de presupuestos participativos a través del cual los vecinos deciden parte de las inversiones de la ciudad. Los presupuestos municipales de 2017 y el de 2018 ya han contado con las propuestas priorizadas por los turolenses y, en breve, se iniciará el nuevo proceso de cara al presupuesto de 2019. Dichos procesos han permitido implicar a los vecinos en las inversiones municipales priorizando en los talleres de debate las actuaciones a incluir y haciéndose corresponsables de la gestión municipal. Posteriormente, las propuestas priorizadas son examinadas por los técnicos municipales sobre su viabilidad técnica para determinar las que son viables y, por tanto, susceptibles de incluir en el presupuesto de inversiones. Una vez que las propuestas han sido incluidas, en cuantía mínima del 1% del borrador del presupuesto municipal, el Ayuntamiento da cuenta a los participantes en el proceso en la sesión de retorno que se celebra al efecto y a lo largo del año, en los diferentes Consejos de Participación Ciudadana, se explica el estado de ejecución de las mismas.

    Queremos continuar mejorando y adaptando nuestro trabajo a los nuevos tiempos, por lo que estamos siempre abiertos a las propuestas ciudadanas en este sentido. Como decía al comienzo, Ayuntamiento y ciudadanía debemos ir de la mano y para ello es necesaria la creación de espacios adecuados de participación.

     

    Rocío Féliz de Vargas

     

    • Mostrar comentarios (0)

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario

    • Nombre

    • Email

    • Sitio web

    Ads

    Puede que también te interese

    Escuela de participación ciudadana: nuevo curso 2018/2019

    Título propio de la Universidad de Zaragoza: ‘Certificación de extensión universitaria en técnicas de ...

    Living Labs como espacios para la gobernanza participativa

      Los laboratorios de innovación pública como instrumentos híbridos para transformar la administración pública ...