Administración abierta: ahora o nunca

     

    “La mayor parte de nuestros conceptos, instituciones y procesos de decisión no estaban pensados para reflejar tanta diversidad como existe hoy en nuestras sociedades”
    (Innerarity)

     

    La revolución que no será…

    No resulta extraño que aquéllos que no han trabajado o han profundizado suficientemente en la materia se dejen llevar por los paradigm(od)as y confundan la apertura de la administración, es decir la Administración Abierta en el marco de la gobernanza, con uno de sus estadios iniciales, la apertura del gobierno.

    Como ejemplo práctico se puede atender al caso de la Comunidad Valenciana y el Anteproyecto de Ley de Gobierno Abierto (véase nota 1). Cuando lo que se pretende es abrir la Administración, es coherente hablar de Administración Abierta, es decir de todo lo que nos pasa como ciudadanos y personas usuarias de servicios.

    ¿La revolución que no será, será la de la Administración Abierta?

    Yo, minoría absoluta

    ¡El Gobierno Abierto no ha contado con las personas! En los últimos años hemos asistido como convidados de piedra, a través de un portal de transparencia -y también de participación, en el mejor de los casos- a la batalla campal entre políticos y técnicos que culminaba con la publicación de los CV o de las retribuciones. También con la ampliación de las obligaciones mínimas en casos como: GVA Oberta, Transparencia Aragón o Govern Obert – Gencat.

    ¡El Gobierno Abierto no es abierto! Un portal de transparencia que no es accesible, no es abierto; una información que no es comprensible, no es abierta… Entonces, ¿qué hay de lo nuestro? De lo que nos interesa. Y este es primer paso, el de la escucha empática, el que no pudimos cumplir porque había que puntuar en el ranking de Transparencia Internacional o en el índice dinámico de DYNTRA. Como ejemplo de escucha empática de una Administración Abierta, el Defensor del Pueblo (véase nota 2).

    Las personas, en el centro

    La Administración Abierta en el marco de la gobernanza se debe a las personas y da respuesta a los problemas de las personas, Joan Carles Faus (@joancarlesfaus), Joana Miñarro (@janiminarro) o Pilar Moreno (@pilarmorgar), entre tantos otros, recogen el guante para ponerlas en el centro de la acción pública.

    De hecho estos perfiles, información, documentación y archivística; gestión y administración pública; y la savia nueva (menores de 35); son punta de lanza en la transformación y en la apertura de la Administración. ¡Esta revolución sí que será de abajo arriba (bottom-up)! Todavía estamos a tiempo (véase nota 3).

    En este proceso de cambio uno de los retos de las Administración es reconocer y activar el valor de las personas en el centro de las nuevas tendencias en estrategia de servicio, como actores facilitadores de la apertura pública.

    Utopía, apertura en el horizonte

    Como expresó Galeano: la utopía está en el horizonte… En el horizonte del Gobierno Abierto parece cada vez más cerca un cambio sistémico hacia una Administración Abierta, todos los esfuerzos en materia de transparencia, participación, colaboración y rendición de cuentas en los últimos años conducen a ello.

    Entre  lo dicho y lo hecho, la expectativa y la realidad, e incluso, sí, lo ya experimentado para llevar a la práctica las nuevas tendencias en estrategia de servicio, tenemos pendiente observar y divulgar lo que ya hace la sociedad civil, fomentar espacios de diálogo abierto-escucha empática y colaborar en la resolución de problemas.

    Como apuntaba de forma magistral Mentxu Ramilo, ya en 2015, esto pasaría por “la apertura de mentes, de voluntades y de corazones” (Ramilo, 2015).

     

    Adrián Vicente Paños | @advipao

    Nota 1: Advierta el amable lector que no se trata de una cuestión semántica, “todas estas normas han ido definiendo, de manera sectorial, un modelo más avanzado, participativo y transparente de Administración Pública. Sin embargo, con esta ley se pretende articular, mediante una visión más completa e integradora, los aspectos fundamentales que definen una buena administración, es decir, que contemple conjuntamente los derechos a una actuación transparente… (exposición de motivos)”. El contenido relacionado con el Gobierno Abierto (por ejemplo: art. 12) y el Buen Gobierno (por ejemplo: arts. 50 – 54) es casi testimonial en este anteproyecto, mientras que la práctica totalidad del mismo está encaminado a seguir profundizando en la apertura de la Administración.

    Nota 2: Encuesta sobre transparencia del Defensor del Pueblo. La institución preguntó por la dificultad para acceder a la información pública, la claridad de la respuesta recibida y el tiempo transcurrido hasta obtener la información solicitada. También la Jornada Transparencia efectiva: la voz de la ciudadanía, en la que pude participar como facilitador. A nivel interno, se puede destacar la experiencia El IAAP te escucha. Sin ánimo de ser exhaustivo, en la actualidad, se puede identificar que a mayor grado de consolidación de las políticas de transparencia mayor es esta escucha empática, así como los procesos de participación y colaboración relacionados con la apertura pública.

    Nota 3: Para algunos intraemprendedores públicos de referencia como Raúl Oliván (@raulolivan), como recoge en el libro Abrir instituciones desde dentro [Hacking Inside Black Book], “la revolución que nadie espera, vendrá desde dentro o no vendrá…”, y añade, “no será una revolución, será una reforma” (Oliván, 2018: 23). Sin ánimo de alimentar los paradigm(od)as, y de perdernos entre conceptos, como autor de este texto he pretendido poner en valor la gestión pública, en el marco de la Semana de la Administración Abierta 2019, y las personas. En este sentido, no podemos permitirnos perder de vista (1) la estructura: el ecosistema extitucional e institucional, ni (2) las personas: el motor de la transformación institucional y social. Mediante ensayo y error, el LAAAB de Aragón como buena muestra de ello, tal vez, encontraremos errores en la buena dirección…

    • Graduado en Gestión y Administración Pública y Máster en Gestión de Empresas, Productos y Servicios por la Universitat Politècnica de València. Premio Blas Infante Innovación en la Administración Pública 2018 por el Instituto Andaluz de Administración Pública. Premio GO! 2019 en materia de participación y accésit en materia de transparencia por la Diputació de València. Impulsor de la experiencia de innovación social #AlaquàsParticipa.

    • Mostrar comentarios (1)

    • Consol Barberà i Guillem

      Un article molt aclaridor de com allò aparentment transparent pot ser traslúcid o fins i tot opac… i bones idees per treballar cap a una administració oberta: en primer lloc escolta activa, i tot seguit participació i col·laboració acompanyades d’accessibilitag,comprensibilitat i rendició de comptes. Haurem de prendre bona nota!

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario

    • Nombre

    • Email

    • Sitio web

    Ads

    Puede que también te interese

    David Cabo – CIVIO | Escuela de participación

    ESCUELA DE PARTICIPACIÓN: Actividades y tareas realizadas por el alumnado del curso de la ...

    Pecha Kucha | Escuela de participación

    ESCUELA DE PARTICIPACIÓN: Actividades y tareas realizadas por el alumnado de la Certificación de ...

    Desigualdad | Escuela de participación

    ESCUELA DE PARTICIPACIÓN: Actividades y tareas realizadas por el alumnado de la Certificación de ...