ESCUELA DE PARTICIPACIÓN:
    Actividades y tareas realizadas por el alumnado de la Certificación de Extensión Universitaria en Técnicas de participación ciudadana en el curso 2018/2019.

    Esta formación es fruto de la colaboración entre la Dirección General de Participación Ciudadana, Transparencia, Cooperación y Voluntariado del Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza.


    Breve crónica de la clase impartida el 17/1/2019 por Noelia Bribián, del Ganchillo Social, y Sebastián Ramírez, de La Imaquinaria Teatro.

    Por Carmen Sánchez Martínez |@KarmenSanchezM

     

    En momentos tan inciertos como los actuales, en los que sentimos la dificultad de construir nuestros propios relatos en comunidad que empujen a la sociedad hacia un futuro, Sebastián Ramírez y Virginia Martínez nos trajeron desde Argentina una nueva forma no sólo de construir nuestros propios relatos mediante un proceso artístico comunitario, sino de crear un nuevo ecosistema gracias a la transformación social que se produce con la intervención que nos presentan.

    El Teatro Comunitario es un movimiento iniciado hace más de 30 años en el barrio de Boca en Buenos Aires. Apuesta por grupos de vecinos y vecinas de un barrio, coordinados por profesionales de las artes escénicas, la danza o los títeres, que se reúnen para producir eventos y espectáculos de calidad. Esta corriente parte de la convicción de que todos somos creativos, solamente es necesario que se cree el marco adecuado para el desarrollo de esta creatividad, y que la práctica artística es profundamente transformadora para nuestra vida y la de nuestra comunidad.

    La sesión se ha impartido junto con Noelia Bribián, del Ganchillo Social ya que trabajan juntos en el Barrio del Gancho de Zaragoza. Ambos nos han dado las claves sobre las que se asientan sus proyectos. Nos han explicado que su intervención no es una acción sobre la comunidad sino una acción de la comunidad donde la población toma decisiones y asume consecuencias. El objetivo fundamental se centra en la promoción de la persona, movilizando sus recursos humanos e institucionales, a través de la participación activa de los vecinos y vecinas en el estudio, programación y ejecución del hecho artístico.

    La metodología que utilizan se basa en 4 pilares: CONOCER, ESCUCHAR, HACER y EVALUAR y REAJUSTAR. Para conocer, lo que vendría a ser llevar a cabo un estudio de la realidad, no se quedan en censos y estadísticas realizados en despachos, “institucionalizan el café”, tratan de conocer las realidades, relaciones e inquietudes de la población, creando un mapeado basado en la escucha que no solo recoge las necesidades sino también las potencialidades de las personas y recursos del barrio.  Realizaron veintitantos perfiles y salieron a buscar a los que no tienen voz.

    Para empezar a hacer, preguntaron a los vecinos y vecinas, en total más de cincuenta testimonios, veinte entrevistas a personas del barrio, de perfiles muy heterogéneos, así se fue formando la idea del primer espectáculo. De la mano del dramaturgo Juan Ayala, se creó un espectáculo en el que la mayor parte de los diálogos están extraídos de las entrevistas con la población. El texto nos cuenta lo que para ellos es el Gancho, lo que les emociona y lo que les inquieta y a través de esta experiencia es posible soñar que es lo que quieren ser y vivir en otras realidades.

    Este proceso comunitario a través del teatro facilita la participación activa de las personas en la vida social y cultural del territorio, crea identidad, unidad, sentido de pertenencia al grupo, creer en la posibilidad de cambiar la realidad, teje nuevas redes sociales y colaborativas gracias al conocimiento del otro, facilita el empoderamiento de las personas que conforman la comunidad y busca mejorar las condiciones de vida de la población que habita un territorio.

    El Teatro Comunitario parte de la idea de que para poder cambiar algo, primero tenemos que ser capaces de imaginarlo de una forma diferente. Tuve la suerte y oportunidad de asistir a la representación de “La hierba siempre volverá”, puesta en escena del proyecto trabajado en el Gancho. Pude sentir y experimentar la “magia” que surge cuando un grupo de personas se juntan para contribuir en la construcción de relatos comunes, como la individualidad de cada persona enriquecía con su aportación a un proyecto colectivo, como esas potencialidades de todos y todas creaban un espectáculo emocionante en el que cabía la risa, el canto, la reivindicación y la memoria y recuerdos comunes.

     

    Tags:

    • ESCUELA DE PARTICIPACIÓN: Actividades y tareas realizadas por el alumnado del curso de la Universidad de Zaragoza, coorganizado con el Gobierno de Aragón: Certificación de Extensión Universitaria en Técnicas de participación ciudadana.

    • Mostrar comentarios (0)

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario

    • Nombre

    • Email

    • Sitio web

    Ads

    Puede que también te interese

    Diego Chueca | Escuela de participación

    ESCUELA DE PARTICIPACIÓN: Actividades y tareas realizadas por el alumnado del curso de la ...

    Gestión participativa y decisiones públicas

        Los procesos de decisiones públicas se basan en ideas, suposiciones y restricciones. ...

    Elena Bernia | Escuela de participación

    ESCUELA DE PARTICIPACIÓN: Actividades y tareas realizadas por el alumnado del curso de la ...