Crónica del acto de presentación del proyecto Aspasia del 18 de noviembre de 2020

    A las 11 horas de la mañana llegaban al LAAAB nuestras guías en el inicio del viaje de Aspasia. Se respiraba igualdad (incluso con mascarillas) de la mano de las cinco excepcionales mujeres que delante de la pantalla pusieron voz y rostro a la comunidad Aspasia y de las más de 280 personas inscritas en los teclados invisibles.

    Mariví Broto, Consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, comienza reivindicando la valentía de todas las mujeres que lucharon por ser ellas mismas. «Queremos poner en valor el feminismo y el papel de las mujeres en la historia. Gracias a ellas estamos hoy aquí. Gracias a ellas somos lo que somos». También recuerda que queda todavía mucho por hacer, hasta que ocupemos, como mujeres, el lugar que merecemos: el de la participación y representación equitativa.

    De tejer alianzas, cuidar y cuidarnos, colaborar y recuperar espacios y ámbitos de protagonismo habla María Goikoetxea, directora del Instituto Aragonés de la Mujer. El Proyecto Aspasia es una apuesta política clara, que quiere ir dando pasos firmes y avanzar unidas por y para que las mujeres tomemos parte activa (que ya la tenemos) pero reconocida y valorada en igualdad (que no siempre tenemos). Porque «cuando una mujer avanza, estamos avanzando todas».

    El Proyecto Aspasia, promovido desde la Dirección de Gobierno Abierto e Innovación Social en colaboración con el Instituto Aragonés de la Mujer, ha irrumpido con aire fresco: participativo, feminista y comunitario.  Aterrizándolo en lo concreto, Beatriz Palacios-Llorente del LAAAB, nos habla del Observatorio Aspasia, de las Píldoras formativas, de los Espacios de Aprendizaje compartido… Diferentes propuestas para compartir, visibilizar, denunciar, formarnos y avanzar, todas las personas, hacia una sociedad más equitativa.

    Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

    Tras la presentación, dos guías excepcionales nos llevan por el camino al conocimiento compartido, cual pedagogas. Irene Vallejo nos desvela a Aspasia, explicándonos el porqué del nombre de este proyecto. Pero nos ha recordado también a sus cómplices: Antígona, Lisístrata, Nerea la rebelde, Lastenia y Axiotea (que se vestía de hombre), Leoncio, Hiparquia…

    Con su presentación «Aspasia: las raíces de la voz pública de las mujeres», Irene nos reconecta, de manera muy apasionada, vehemente y clara con todas esas mujeres que, como Aspasia, «se emancipan, arriesgándose a desafiar la reclusión y a vivir siguiendo sus propias reglas». Y que, disfrutando de su cuerpo y de sus elecciones, cuestionaron los cimientos de una democracia que las invisibilizaba, enmudecía y etiquetaba de putas. Una democracia, la ateniense, que sigue siendo el referente de buenas prácticas en la política.

    Y si la antigua Atenas parecía lejana, Patricia Horrillo nos aterriza en el mundo de Wikipedia donde la brecha de género sigue invisibilizando vidas y aportaciones de mujeres y personas con otras definiciones de género. Tan solo un 20% de las biografías corresponden a mujeres y solo un 13% son editoras en esta comunidad de conocimiento. «Nos han contado una historia que ha sido narrada y documentada por hombres. Hemos tenido que memorizar una historia que no sabemos cuán de completa es». Patricia nos motiva y anima a editar en Wikipedia, porque es necesario hacerlo para combatir juntas esas omisiones de la Historia con las mujeres.

    Un diálogo interesantísimo entre Irene y Patricia ha ido desgranando algunos de los obstáculos para la participación de las mujeres: la desigual disposición y priorización del tiempo para poder editar o participar; la prudencia (incluso miedo) ante la equivocación que paraliza a muchas mujeres a la hora de animarse a hablar en público; o las barreras en diferentes esferas y ámbitos para poder participar de manera equitativa.

    Sobre todo, hoy nos han invitado a formar parte de la #Comunidad Aspasia. Una comunidad de personas con diferentes ocupaciones e intereses y dos objetivos comunes: promover la perspectiva de género en las políticas públicas, y reforzar una mayor y más equitativa participación ciudadana.

    Son muchas las mujeres que nos han precedido ya que, como decía Mariví Broto, «gracias a ellas somos lo que somos».  Somos muchas personas las que hoy iniciamos el viaje del Proyecto Aspasia. Somos la suma de muchas mujeres, de bastantes hombres y de personas con otras definiciones de género que perseguimos una sociedad más igualitaria. ¿Te sumas a crear una red feminista, participativa y comunitaria?

    A continuación tenéis la grabación de la sesión y el enlace para, si no lo habéis hecho ya, apuntaros a la Comunidad Aspasia.

     

    SÚMATE A LA COMUNIDAD ASPASIA

    #ComunidadAspasia

     

    • Laboratorio para fomentar la participación ciudadana en el diseño de políticas públicas. El LAAAB es una herramienta de innovación democrática y un espacio de encuentro entre la administración y la sociedad civil, un lugar donde cooperar, reflexionar y experimentar junt=s sobre los desafíos comunes.

    • Mostrar comentarios (0)

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario

    • Nombre

    • Email

    • Sitio web

    Ads

    Puede que también te interese

    Del apeiron a la sociosofía

    Post de José Ángel Bergua incluido en el hilo de artículos que forman parte ...

    Quim Brugué (4) | Escuela de participación

    ESCUELA DE PARTICIPACIÓN: Actividades y tareas realizadas por el alumnado del curso de la ...

    Gestión participativa y decisiones públicas

        Los procesos de decisiones públicas se basan en ideas, suposiciones y restricciones. ...