Social Impact Academy: Solo voy más rápido, pero juntos llegamos más lejos

    Los jóvenes que participan en la Social Impact Academy han reflexionado en la última sesión sobre la importancia del trabajo en equipo, han vivido de forma experiencial la realidad de trabajar con personas de distintas perspectivas y como esto les puede ayudar a hacer crecer sus ideas y proyectos.

     

    El pasado 27 de octubre nuevamente en los espacios del LAAAB nos encontramos para la segunda sesión de la Social Impact Academy, esta vez para hablar de la importancia del trabajo en equipo y qué habilidades se pueden utilizar para hacer del trabajo conjunto una herramienta para el crecimiento personal, profesional y sobre todo para los diferentes proyectos que cada uno se plantee. 

    Durante esta sesión muchos participantes se vieron realmente interesados en las herramientas y experiencias de los invitados, sus fracasos y cómo lograron aprender la importancia del trabajo conjunto. En este caso, Silvia Plaza Tejero, presidenta de AJE Asociación de Jóvenes Empresarios y Carlos Martínez, cofundador de Pequeño Da Vinci fueron los encargados de mostrarles a estos 20 jóvenes como “Solo voy más rápido, pero juntos llegamos más lejos”, que fue la premisa de este segundo encuentro. 

    Silvia Plaza Tejero, presidenta de AJE fue la inspiradora que abrió esta sesión de la Social Impact Academy. Ella desde sus experiencias y sobre todo desde sus fracasos, explicaba cómo entendiendo la importancia del trabajo en equipo, la comunicación, la inteligencia emocional había logrado impulsar su negocio y desde hace unos meses a la Asociación que hoy representa. “En mi experiencia, la mayoría de los negocios fracasan por conflictos entre los socios. Hay que ser valiente y decir las cosas que sentimos. Si tú no te atreves a decir eso, eso va a salir y luego estarás a la defensiva”, dijo.

    Además de esto, Silvia hizo mucho énfasis en la importancia de saber delegar las cosas en los equipos, en la confianza con las personas que realmente son expertos, sin perder la visión estratégica de los proyectos y negocios. “Saber cómo esta mi negocio es un tema que esta bajo mi responsabilidad. Cuando uno comienza a emprender se centra en el negocio, y si no mides no ves la realidad de tu negocio”, apuntó.

    Los participantes del programa vieron con Silvia la importancia de medir todas las acciones que realizan en sus proyectos, de colaborar, saber delegar y, sobre todo, de como una buena relación con los equipos de trabajo, beneficiarios o clientes ayudara mucho más en el crecimiento de las ideas. 

    Seguido de esta primera parte de inspiración, Patricia Tejero de Impact Hub Zaragoza, miembro del equipo impulsor del programa, dinamizó una nueva ‘pecha kucha’. Este formato que se repetirá durante cada sesión, pero adaptado a la premisa correspondiente, les permite a los jóvenes tener un abreboca de lo que será la temática a trabajar con el facilitador encargado. 

    El poder educativo de la educación no formal

    Carlos Martínez cofundador de Pequeño Da Vinci fue el facilitador encargado de esta segunda sesión de la Social Impact Academy. El trabajo conjunto que realiza con su esposa Raquel Alonso busca en un ambiente distendido y no sujeto a tiempos formales ni currículos establecidos completar la formación de las personas, mediante la adquisición de nuevas capacidades que le permiten completar su carácter y afianzar lo aprendido. 

    Durante esta sesión con Carlos, los jóvenes realizaron diferentes actividades para entender que todas las personas son diferentes y que por ende tienen perspectivas distintas ante las situaciones de la vida: “El conflicto es inherente al trabajo en equipo, pero también es la consecuencia de las diferentes maneras de pedir las cosas”, dijo, por eso la  importancia de desarrollar habilidades para el trabajo conjunto. 

    Fueron muchos los minutos que los participantes invirtieron en desarrollar diferentes habilidades para el trabajo en equipo, con una mandarina vieron que un mismo problema puede tener diferentes perspectivas, contando una historia entendieron la importancia de los canales de comunicación efectivos, con un juego de piezas vieron como uniéndose podrían lograr alcanzar los objetivos y finalmente con un juego de estrategia y negociación vivieron la importancia de respetar acuerdos y  mantener la confianza con sus  compañeros.

    Las diferentes dinámicas planteadas por Carlos durante la sesión mostraron la importancia del trabajo en equipo, pero más allá de eso, dejaron ver la realidad de trabajar con personas; de cómo siempre se debe generar un contexto ante las distintas situaciones que se presenten con los equipos, de como el conflicto y la negociación son inherentes al trabajo, pero que no son una limitante, sino más bien una oportunidad para crecer y aprender porque “solo voy más rápido, pero juntos llegamos más lejos”. 

    Estos 20 jóvenes emprendedores de Aragón continuarán durante las próximas semanas viviendo una experiencia de emprendimiento real para el crecimiento de sus proyectos e ideas con nuevos inspiradores y facilitadores cada semana.

    • Catalizador de innovación, emprendimiento e impacto social y económico en Aragón.

    • Mostrar comentarios (0)

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario

    • Nombre

    • Email

    • Sitio web

    Ads