Laboratorio de influencia: Comunicación y estrategias digitales

    estrategias digitales

    El objetivo de este taller era aprender a sacar mayor partido a las herramientas digitales de las que disponen las organizaciones asistentes. Para ver qué uso se hace de esas herramientas, realizamos primero un análisis y un mapeo sobre su presencia digital en Internet. Bajo la premisa «¿Cómo nos ven los demás?» realizamos una serie de prácticas para tener una visión más objetiva sobre cada organización: ¿Tiene página web? ¿Los contenidos son comprensibles? ¿Existen fotos y vídeos? ¿Qué redes sociales utilizan?… Teniendo esa primera foto fija, resulta más fácil saber en qué aspectos es necesario incidir.

    Para tener una buena comunicación externa, debe existir una buena comunicación interna. ¿Qué herramientas son las más útiles y eficientes para este cometido? Analizamos y cuestionamos los usos habituales que generan más ruido en cualquier organización, y reflexionamos sobre la importancia de crear protocolos de trabajo funcionales. Además, para funcionar como un equipo es necesario establecer roles y funciones. ¿Son rotativos? ¿Todas hacemos todos? ¿Nos inventamos otra forma de organización? En cada estructura, es importante saber cuáles son las funciones más importantes para poder organizarse mejor.

    Una vez que se han establecido las formas de organización interna, diseñaremos un plan de comunicación y habrá que decidir cuáles son las herramientas de comunicación externa que se van a utilizar. ¿Cómo nos damos a conocer al mundo? ¿En qué afecta nuestro ámbito de actuación o nuestra temática? ¿Necesitamos una página web? ¿Un blog? ¿Un panel físico en una institución? ¿Las redes sociales son necesarias? ¿Cómo elegir la o las redes en las que tiene más sentido tener presencia? ¿Escribimos una nota de prensa y se la mandamos a medios de comunicación? ¿Hacemos un evento donde implicamos a medios y ciudadanía?

    Como parte de esa comunicación externa, tenemos la posibilidad de utilizar diferentes canales de difusión que nos facilitan hacer llegar nuestro mensaje. Aunque hay miles de redes sociales, habrá que buscar aquellas que sean más efectivas para la construcción de nuestra comunidad. ¿Tenemos que usar todas las redes sociales para poner en marcha el proyecto o una campaña específica? ¿Son todas las redes sociales iguales o hay que adaptar las campañas y mensajes a cada una de ellas? ¿Cuál es el objetivo de abrir cuentas en las principales redes sociales? ¿Tenemos capacidad para crear una comunidad alrededor de nuestras RRSS? ¿Cuál es la voz de nuestra organización en nuestros canales de difusión?

    Para facilitar dar respuesta a todas estas cuestiones, resulta fundamental hacer un cuestionamiento sobre las dinámicas habituales de comunicación y reflexionar sobre su eficiencia.

    Más allá de la gestión desde la urgencia de una comunicación específica, habrá que seguir trabajando para que el mensaje lanzado por cada organización sea recibido por aquellas personas y/o instituciones a las que se quiere llegar. La elaboración de protocolos sencillos de funcionamiento permite no atender a las emergencias de forma improvisada sino que tendremos claro el orden que debemos seguir.

    Para finalizar, y después de analizar la necesidad o no de que las organizaciones utilicen las redes sociales (viendo las características de cada una de ellas) cerramos el encuentro recuperando el análisis externo del principio del taller. Así, cada participante pudo reflexionar sobre los elementos positivos y negativos presentados sobre su organización y plantearse los siguientes pasos en términos de comunicación y difusión. Al final, se trata de saber si con lo que se está haciendo se alcanzan los objetivos del plan de comunicación o si se deberían cambiar algunas de las prácticas para mejorar su presencia pública.

    Cerramos el encuentro escuchando qué partes de la experiencia del taller les habían servido y creían que podían implementar en sus organizaciones.

    • Laboratorio para fomentar la participación ciudadana en el diseño de políticas públicas. El LAAAB es una herramienta de innovación democrática y un espacio de encuentro entre la administración y la sociedad civil, un lugar donde cooperar, reflexionar y experimentar juntxs sobre los desafíos comunes.

    • Mostrar comentarios (0)

    Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comentario

    • Nombre

    • Email

    • Sitio web

    Ads